Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

“SAW X”, FILME DE LIONSGATE Y TWISTED PICTURES, ETALONADA CON DAVINCI RESOLVE STUDIO

Blackmagic Pocket Cinema Camera 6K también fue utilizada para realizar las escenas de la décima y última entrega de esta aclamada saga de terror.

Compartir esta noticia:

Blackmagic Design anunció que el etalonaje del exitoso largometraje de terror «Saw X», de Lionsgate y Twisted Pictures, estuvo a cargo de Kevin Camilleri de Urban Post Production (Toronto), quien recurrió a DaVinci Resolve Studio, el programa de edición, etalonaje, efectos visuales y mezcla de audio. El director de fotografía Nick Matthews también se valió del modelo digital Blackmagic Pocket Cinema Camera 6K a la hora de seleccionar las escenas de la décima y última entrega de esta aclamada saga de terror. Desde su estreno, la película ha recaudado más de cien millones de dólares en todo el mundo.

John Kramer (Tobin Bell) está de regreso en el ultimo largometraje de esta serie que ha recaudado más de mil millones de dólares. Se trata de la entrega más escalofriante de toda la saga y explora el capítulo desconocido del caso más personal de Jigsaw. En esta historia, que transcurre entre los hechos acontecidos en «Saw» y «Saw II», Kramer está enfermo y viaja a México con la esperanza de someterse a un procedimiento arriesgado y experimental en busca de una cura milagrosa contra el cáncer que padece, pero termina por descubrir que la operación era un fraude para estafar a los más vulnerables. Impulsado por un nuevo propósito, Kramer regresa a sus andanzas con el fin de volcar la responsabilidad sobre los timadores, siguiendo sus métodos emblemáticos y viscerales, montando trampas ingeniosas y aterradoras. La película fue dirigida por Kevin Greutert, guionada por Pete Goldfinger y Josh Stolberg y producida por Oren Koules y Mark Burg.

Durante la producción, Matthews utilizó el modelo Pocket Cinema Camera 6K con el fin de filmar imágenes específicas de las trampas espeluznantes, así como para captar ángulos adicionales en las escenas de acción. «Empleamos el modelo Pocket Cinema Camera 6K para registrar algunas de las tomas más icónicas de la película, dado que tienen un papel central en varios de los juegos aterradores de Jigsaw. La montamos a John Kramer como un estabilizador SnorriCam para la trampa de tormento de sangre, en la que posicionamos la cámara justo bajo el chorro de sangre. También la utilicé para captar varias de las escenas clásicas con parpadeo, en particular para la trampa de cirugía de cerebro y de médula ósea. Esto implicó filmar a 6 fotogramas por segundo con un ángulo de obturación de 270 grados y, a la vez, le fui dando movimiento al objetivo, quitándolo de la montura y volviendo a colocarlo para generar leves rayos, similares a los que se producen con el celuloide», comentó Matthews.

En la posproducción de este largometraje, Camilleri enfrentó un desafío singular, ya que el estilo tenía que ser coherente con el de las dos películas originales, que se filmaron hace cerca de dos décadas. «Esta producción fue interesante, porque teníamos que unificar la estética con la apariencia distintiva de “Saw” y “Saw II”. Hubo que regresar prácticamente 20 años y reevaluar las imágenes de las primeras dos entregas y cómo se llevaron a cabo», explicó. «Obviamente, en ese entonces se grababa con celuloide, de modo que las películas tenían una granulosidad singular. Queríamos imitar parte de ese efecto para que “Saw X” pudiera pertenecer a las etapas anteriores de la historia de esta saga. Para ello, confiamos ampliamente en los efectos de granulosidad que ofrece DaVinci Resolve. Es un conjunto de herramientas robusto que nos ofrece la posibilidad de manipular el tamaño del grano y la textura, y a la par controlar si esto afecta la luminancia o la crominancia».

«Gracias a estas herramientas, fuimos capaces de conseguir la especificidad que buscábamos y trascender la apariencia cinematográfica genérica, lo cual ayudó a dar más dimensión y profundidad al proyecto», continuó Camilleri. «En este mundo digitalizado, a veces se pierde parte de los detalles que aporta el celuloide, tales como ciertos patrones, el ruido y el grano que lo hace tan especial. Fue asombroso tener la capacidad de reintegrar esos efectos y hacer que luciera más natural, y verdaderamente hizo que “Saw X” fuese congruente con el resto de la saga», dijo.

Equipado con el programa DaVinci Resolve Studio y el dispositivo DaVinci Resolve Mini Panel, Camilleri también tuvo la posibilidad de retocar las imágenes de manera que los años no hubiesen pasado para personajes desde la película original. «No queríamos implementar un proceso complejo para que los personajes parecieran no avejentarse, sino hacer ajustes sutiles para ayudar a zanjar los casi veinte años transcurridos entre estos largometrajes», afirmó Camilleri. «Aplicando algunos retoques simples en Resolve, pude controlar la nitidez en los tonos medios para suavizar y dar más naturalidad a los tonos de piel».

Por otro lado, Urban Post Production no solo recurrió a DaVinci Resolve Studio para el etalonaje, sino también en la edición definitiva. Al respecto, Camilleri manifestó que el enfoque integral de este sistema de posproducción facilitó las secuencias de efectos especiales y ayudó mantener el orden en las líneas de tiempo, así como a procesar las renderizaciones finales y las versiones en formato P3 cinematográfico, con alto rango dinámico y Rec 709. Al haber dispuesto de menos de dos semanas para finalizar el etalonaje del proyecto, la facilidad de uso de este programa fue esencial.

 

Noticias relacionadas