Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

“SHOWING UP” DE A24 ETALONADA POR HARBOR CON DAVINCI RESOLVE STUDIO

Destaca la importancia de la función integral de DaVinci Resolve Studio durante el proceso de etalonaje a distancia de la película.

Compartir esta noticia:

Blackmagic Design anunció que el colorista Adrian Seery, de la productora Harbor, estuvo a cargo del etalonaje de la película «Showing Up» de A24, para lo cual utilizó DaVinci Resolve Studio, el programa de edición, corrección cromática, efectos visuales y mezcla de audio desarrollado por la empresa.

En la película, la escultora Lizzy (Michelle Williams) intenta lograr un equilibrio entre su vida creativa y los vínculos con la familia y amistades, todo mientras hace malabares para solucionar los problemas cotidianos y preparar su nueva exhibición.

Al haber trabajado ya con la directora Kelly Reichardt y el responsable de fotografía Christopher Blauvelt en la película «First Cow» en 2020, Seery estaba bien posicionado para enfrentar el etalonaje de «Showing Up». «Fue genial poder reunirme con Kelly y Christopher en este proyecto, el cual representa el arte de manera alegre y graciosa», observó Seery. «En general, creamos una estética ligera, informal y natural, que se complementa con el tratamiento de granulosidad».

Debido a que Seery se encuentra en la ciudad de Nueva York y Reichardt y Blauvelt, en Los Ángeles, Seery reconoce la importancia de la función integral de DaVinci Resolve Studio durante el proceso de etalonaje a distancia.

«Debido a que etaloné la película en mi casa, al otro lado del país, las herramientas excepcionales de Resolve resultaron muy útiles», explicó. «Utilicé un equipo DaVinci Resolve Mini Panel, y me sorprendió su gran funcionamiento; ¡es a prueba de todo! Había algunas escenas desafiantes que requirieron usar muchas Power Windows en simultáneo, y Resolve me permitió abordar esta tarea sin inconvenientes y a distancia».

«El hecho de que realizamos el etalonaje de manera remota implicó que la versión masterizada fuese en formato Rec. 709 y no DCI P3 para la proyección», declaró. «Recuerdo cuando vinieron los cineastas a verla en el proyector. Con la ayuda de nuestro equipo de colorimetría, específicamente Matt Tomlinson, el proceso de corrección cromática fue tan preciso que se reprodujo en pantalla a la perfección y luego al formato HDR con solo uno o dos ajustes generales principalmente en las luces».

La dinámica de trabajo a distancia no fue el único desafío durante el etalonaje, y como Seery observó, Blauvelt y Reichardt fueron astutos visual y técnicamente en el rodaje. «Soy muy afortunado de colaborar con cineastas tan talentosos que lograron su visión siempre que fuera posible, tanto en el set como al momento de grabar», explicó. «Por ejemplo, la escena de la inauguración de la galería fue una de las más desafiantes y, al mismo tiempo, gratificantes. Había ventanas delante y detrás del espacio, ángulos de cámara en ambas direcciones, un sol intenso que aparecía y desaparecía, y la escena finaliza con una escena mirando hacia dentro de la galería desde el exterior, en la calle al terminar el día, cuando la luz es bastante diferente. Los actores salen a la acera, y ya se está asomando el atardecer. Por lo tanto, la escena debía ir cambiando de temperatura cromática paulatinamente, a fin de no mostrar un salto abrupto en el momento del día al finalizar la secuencia».

«Incluso con esos desafíos divertidos en el etalonaje, en líneas generales, Kelly y Christopher facilitaron mi trabajo. Son cineastas graciosos, inteligentes y muy talentosos», declaró Seery para finalizar. «Aunque al principio tenían cierto escepticismo acerca del proceso a distancia, tuvimos la posibilidad de desarrollar un gran vínculo de costa a costa del país durante el transcurso del proyecto. Creo que ayudó el hecho de que desde 1988 vengo usando las herramientas de etalonaje de DaVinci. Tengo confianza en el programa».

Noticias relacionadas