Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

GONZALO GAMIO: “LOS FLUJOS DE TRABAJO DE SONY LIBERAN NUEVOS NIVELES DE CREATIVIDAD”

Gonzalo Gamio, Product Manager y Sales Support Engineer de Sony PSLA.
Un recorrido por los cuatro principales pilares tecnológicos de Sony: Virtual Production, Networked Live, Imaging, Networked Live y Creators' Cloud.

Compartir esta noticia:

De la mano de Gonzalo Gamio, Product Manager y Sales Support Engineer de Sony Professional Solutions Latin America, hacemos un recorrido por los cuatro principales pilares tecnológicos de la compañía: Virtual Production, Networked Live, Imaging y Creators’ Cloud.

¿Cómo está posicionado Sony en Virtual Production, un segmento de mercado muy atractivo y que atrajo las miradas en NAB Show?

En el caso de Virtual Production, lo que estamos nosotros entregando como una oferta de valor es que el flujo completo de trabajo está hecho con productos y servicios de Sony. O sea, para ponerlo sencillo, vamos desde la lente de la cámara hasta el living de la casa.

Lo que nos diferencia de la competencia es que nosotros tenemos cámaras como Venice o Burano, e incluso la FR7; pero también contamos con los paneles Crystal LED Verona, lanzados hace poco, que está hecho exprofeso para Virtual Production. Y esa es una ventaja comparativa enorme porque tiene unos niveles de negro muy profundos, lo que evita tener que hacer correcciones posteriores en postproducción, lo cual ya significa un ahorro significativo. Pero más aún, hemos creado un set de herramientas, un Virtual Production Toolset, donde integramos una Venice virtual que se coloca adentro como un plugin de Unreal, que es el engine que utilizamos para hacer los diseños, y ahí hacemos la simulación en previsualización de cómo se va a comportar la cámara con todos sus parámetros, incluyendo la alerta de moiré, que cuando se ve ese patrón que se superpone uno con otro, que si aparece en pantalla es fatal. Todo lo hacemos en previsualización para que cuando lleguemos a la producción ya estén todos esos datos exportados a la cámara y así poder trabajar tal cual lo hicimos en la previsualización. Indudablemente, eso ahorra tiempo, dinero y hace mucho más efectivo el flujo de trabajo.

Debemos entender que Virtual Production no solo se inscribe en el mundo de la cinematografía, sino que Sony también está iniciando en el área de broadcasting con lo que llamamos un in-camera video effects, pero multicámara. No es un producto como tal, pero estamos mostrando el concepto aquí de manera muy acabada y hemos podido apreciar la respuesta de los broadcasters que lo ven y lo quieren.

¿Es la primera vez que se presenta?

-Se presentó el año pasado como una prueba, pero ahora ya se ve como algo mucho más depurado. No es un producto como tal, no tiene un nombre propio, pero es un concepto que se puede hacer con lo que ya tenemos.

En lo que respecta a la producción en vivo, ¿cuáles son los ejes centrales del Networked Live?

– Si bien es un área específica que maneja Dany McDonald, básicamente diría que Networked Live apunta a todo lo que es orquestación y transmisión de señal en la nube, utilizando los recursos de red de la manera más eficiente. Para ponerlo fácil, es poder hacer una conexión disgregada de fuentes y áreas de llegada de la señal con flujos de trabajo sobre redes muy eficientes, con codificación muy eficiente y no hay que estar amarrado a un lugar físico. O sea, puedo redistribuir los recursos de cierta manera. Técnicamente es muchísimo más complicado que eso, pero desde el punto de vista de un overview es poder orquestar las señales de punto A, B, C, D, o pasar a plataforma o a streaming, desde un solo lugar de control. Y esto es así porque, por ejemplo, hay clientes que dicen el tema de Follow the Sun. Ellos tienen en una locación física los servers, pero van moviendo los servicios dependiendo de cómo se va moviendo el uso horario en cada país. Esta una manera conceptual de describirlo, pero no es una explicación técnica de producto. Porque, en definitiva, Networked Live es todo un ecosistema de soluciones, productos, servicios y partners que ayuda a los clientes a aprovechar al máximo su recursos en la producción en vivo de alta calidad a través de capacidades híbridas conectadas en las instalaciones y en la nube.

¿Cuáles son los aspectos más relevantes de la vertical Imagine, que abre nuevasposibilidades creativas?

-Indudablemente, el área de Imaging es uno de los pilares más importantes y que siempre ha determinado a Sony por lo que es, no en vano están allí todas nuestras cámaras. Personalmente, estoy a cargo de la parte de Cinema Line, más alguna cámara handy, y la parte de cinematografía. No tengo la parte de cámaras de estudio, pero las conozco bastante bien.

El mensaje principal en Imaging es la consistencia en el espacio de color, en la ciencia de color. En el caso de Cinema Line, que tengo cámaras desde la FX30, que es una cámara pequeñita con un sensor APS-C, hasta la Venice 2, que es una cámara flagship con la que hacemos la producción en Hollywood, tenemos la misma tecnología de sensores y trabajamos con exactamente el mismo espacio de color. Si bien hay diferencias de códex dependiendo del tipo de cámara, el resultado final para empatar distintas cámaras es muy suave para el postproductor, para el colorista y para el usuario. Básicamente casi no hay curva de aprendizaje entre una cámara y otra, es solamente desarrollar más tu creatividad.

Sony nunca te va a decir, esto se tiene que usar así, porque lo decimos nosotros. Lo dejamos libre a la creatividad del usuario, sí le entregamos la herramienta. Y eso nos ha ayudado muy especialmente con usuarios que están entrando en el mundo audiovisual con inversiones pequeñas como supone una FX30, por ejemplo, de modo que cuando hagan el salto hacia una FX6 o una Venice, sea súper suave. Básicamente ir creciendo con la cámara, pero tienen que reaprender todo.

¿Se podría decir que ese es uno de los principales atributos?

-Fundamentalmente, es consistencia. Esto es como el golf, es la consistencia lo que te hace ganar. Incluyendo las cámaras de estudio que son en otro segmento, también por el tipo de sensor y también las cámaras de estudio pueden llegar a los S-Log o a los S-Gamut, pueden también machar colores entre cámaras de cine y cámaras de estudio, básicamente. Hay diferencias inherentes a los tipos de sensor o de óptica, pero trabajamos en ese mismo sistema solar, por decirlo así, de colores, de espacios de color y de curvas logarítmicas.

¿Y cómo funciona el ecosistema de plataformas y aplicaciones basadas en la nube que viene de la mano de Creators’ Cloud?

-Como lo dice su nombre, Creators Cloud es la nube de los creadores. Si bien existe un Creators Cloud que va más al individuo, al usuario personal, tenemos también un Creators Cloud que va más al lado de Enterprise, en la cual también tenemos servicios en la nube, que vamos a disgregarlo, por ejemplo, en City Portal, que es el primero de ellos, que es un sistema de poner cámaras en la nube y hacer la producción en la nube que aplica, fundamentalmente, para un flujo de noticias y que para los broadcasters sería su usuario principal.

Después tenemos Ci Media Cloud, que es básicamente un ecosistema que permite almacenar, transcodificar, colaborar con archivos agnósticos a distintos tipos de archivos, tanto de video, audio, etc. Asimismo, posibilita distribuir y entregar a través de lo que llamamos MediaBox, que supone poder entregar cierto contenido que queremos con los más altos niveles de seguridad. Incluso, puede hacer transcodificación.

Para los usuarios de postproducción o de cinematografía, Ci Media Cloud les ayuda muchísimo porque les posibilita automatizar flujos VFX. La idea es ahorrar tiempos, tener a la gente trabajando simultáneamente y evitar que el asset esté físicamente viajando de un lado a otro. Todo se transporta desde la nube. E incluso, desde cámaras como la FX6 o la Burano, es posible mandar directamente al FTP de Ci Media Cloud el material grabado al cortar en la cámara automáticamente y que quede almacenado en una carpeta. Y ahí puede entrar otra persona del equipo a trabajar y a sacar compatibilizamos con Premiere, por ejemplo. Es un ecosistema muy completo para flujos editoriales que termina siendo un entorno colaborativo perfecto.

En adición, tenemos M2 Live, que es un pequeño switcher de 6 entradas en la nube. Es ideal para una producción Tier 2 o Tier 3, que gira en torno a un modelo de negocio que se cobra por horas de uso o por evento. Básicamente, permite transmitir señales fiables en directo directamente desde cámaras Sony, gracias a la tecnología QoS integrada, o desde cualquier cámara compatible con los protocolos RTMP o SRT. Es muy interesante porque no te amarra a un switcher físico ni al movimiento físico de personas. Y las cámaras, como operan sobre streaming, su uso es mucho más eficiente, lo mismo que su traslado. O sea, hay ahorros en logística, segunda o tercera derivada que son siempre el ahorro y que, por supuesto, también es ganancia.

Después están los flujos de A2 Production, que es Inteligencia Artificial llevada a la automatización, ocupándose de la gestión de contenidos multimedia con flujos de trabajo más inteligentes porque se lo asocia a la metadata con un flujo que funciona en vivo.

Y por último están los master control de Crispin, que es una empresa propiedad de Sony desde hace bastantes años, que se integra como orquestador también dentro de este flujo de Creators Cloud.

¿Cómo ves el mercado latinoamericano en términos de madurez para el consumo de este tipo de tecnologías?

Para los pilares que tienen que ver con Networked Live, Creators Cloud y Virtual Production, a través de las distintas ferias a las que hemos asistido, hemos visto que paulatinamente lo que antes era como un nice to have, mira qué bonita es esta tecnología, te diría que como un efecto post-pandémico ya se ha visto como una necesidad. Claro que son implementaciones que conllevan cambios de flujo de trabajo y también en la cultura de trabajo. Pero lo que tratamos de ir diciéndoles a nuestros clientes es que cuenten con nosotros para ir ayudándolos y guiando en este proceso. Porque si uno ve todos los participantes del mercado en la industria del broadcast o la cinematografía digital, estamos todos moviéndonos en la misma dirección. El punto de no retorno ya se cruzó y los clientes latinoamericanos cada vez están profundizando más e identificando realmente sus necesidades. Obviamente que nadie va a cambiar de un día para otro toda su infraestructura para pasar a la nube; no obstante, ya estamos haciendo muchas demostraciones para tal o cual producto. Clao que Latinoamérica es un mercado muy orientado hacia la eficiencia de costos, especialmente si lo comparamos con otros mercados como el europeo, norteamericano. Pero no debemos olvidar que, a la larga, este tipo de soluciones es más homogénea en términos de inversión. En definitiva, los clientes ya lo están viendo como el camino a seguir. Lo importante es que el cambio ya empezó y lo que siempre queremos reforzar es que Sony está ahí para guiar a los clientes y apoyarlos.

Con estas cuatro verticales a pleno, ¿qué distingue a Sony de su competencia?

-Esas cuatro patas son una mesa gigante, que representa al mercado de producción y creación de contenido. Son las cuatro patas que nos permiten afirmar esa mesa. Lógicamente, estando muy cerca de nuestros clientes porque nunca debemos olvidar que en esta industria las relaciones son de largo aliento y que la confianza se construye con los años. Sony tiene una reputación; contamos con la tecnología adecuada y tenemos el recurso humano especializado para ayudar a nuestros clientes, que ya son de años, para poder llevarlos siempre a buen puerto.

Noticias relacionadas